Beneficios para la salud de la baya del acai

Hay tantos remedios naturales disponibles en la naturaleza que aún no se han explorado. Cada día, alguna fruta nueva, baya u hoja de árbol se promociona como una cura milagrosa para… bueno… para algo. Se dice que algunos de estos remedios naturales curan el cáncer, otros impulsan la pérdida de peso, y aún más, revierten las enfermedades del corazón. Puede ser difícil separar la realidad de la ficción al decidir cuál de estos ingredientes mágicos debe comprar en forma de suplementos o alimentos reales. Recientemente, una baya que tiene un nombre extremadamente interesante que muy pocas personas saben pronunciar, ha arrasado en el mercado como la próxima panacea. Las afirmaciones sobre esta baya incluyen su capacidad para ayudarlo a perder peso, revertir enfermedades cardíacas, reducir el riesgo de cáncer y mejorar su piel. A diferencia de algunas frutas y verduras que entran en nuestra línea de visión debido simplemente a un marketing convincente, esta baya en realidad tiene algunos beneficios para la salud reales y comprobados. Entonces, ¿cuál es la baya en cuestión? La baya del acai. Si bien se rumorea que los beneficios para la salud de la baya del acai son infinitos, concentrémonos en aquellos que han sido probados. Las bayas de Acai tienen dos componentes dentro de ellas que las ayudan a crear una parte saludable de su dieta. Esos dos elementos son las antocianinas y los flavonoides. Estos dos componentes se consideran antioxidantes y pueden ser de gran ayuda en la lucha contra el cáncer. El cáncer es una enfermedad causada por células dañadas. Algunas células se dañan porque están alteradas por los radicales libres. Entonces, ¿qué son los radicales libres? Son células que deambulan por su cuerpo y les falta uno de los electrones que necesitan para ser células normales y estables. Este electrón faltante debe ser reemplazado, por lo que intentan robarlo de una célula sana. Cuando lo hacen, su célula sana se descompone y tiene que encontrar un electrón de otra célula. Cuantos más radicales libres tenga, más probabilidades tendrá de desarrollar cáncer. Los antioxidantes funcionan como electrones de repuesto para los radicales libres. Permiten que los radicales libres se unan a ellos en lugar de buscar y destruir una célula sana. Debido a que esto detiene la proliferación de células dañadas, reduce el riesgo de desarrollar cáncer. Ahora que comprende los beneficios para la salud de la baya del acai, es posible que se pregunte si comer esas bayas es la única forma de obtener algunos antioxidantes. Por suerte, no lo es. Las antocianinas en las bayas de acai también están presentes en otras verduras y frutas azules, rojas o moradas. Uvas, arándanos, tomates, arándanos y otras frutas y verduras que son de color azul/rojo/púrpura en el color también tiene antioxidantes. Algunos estudios muestran que la pulpa de una baya de acai es más rica en antioxidantes que otras frutas o verduras en el paladar de color mencionado anteriormente. Hasta el momento, estos estudios no han sido examinados, por lo que no es posible saber si son correctos o no. Antes de agregar las bayas de acai a su dieta, asegúrese de visitar a su médico de atención primaria y conocer su opinión. Además de opinar sobre los alimentos que debe comer para ayudar a evitar el cáncer, él o ella puede tener algunos consejos sobre otras cosas que puede hacer para ayudar a reducir el riesgo de cáncer. Recuerde, si ya le han diagnosticado cáncer, o incluso ha encontrado algunos bultos sospechosos, necesita un tratamiento continuo por parte de su oncólogo. Las bayas de Acai tienen un beneficio para la salud, pero eso no significa que sean una cura milagrosa. Ningún estudio ha encontrado que las bayas de acai o cualquier otro antioxidante tengan el poder de revertir el cáncer, por lo que no debe asumir que puede detener o evitar el tratamiento del cáncer consumiéndolos.

4.2/5 - (6 votos)

Deja un comentario

12 − 1 =